Noticia

Feria del Libro de Valladolid > Noticias archivadas > Sánchez Adalid: “Es clave un equilibrio para que el lector de una novela histórica no tenga la sensación que lee un libro de historia”

Sánchez Adalid: “Es clave un equilibrio para que el lector de una novela histórica no tenga la sensación que lee un libro de historia”

La época califal y el año 1000 en la Península Ibérica vuelven a inspirar la última obra de Jesús Sánchez Adalid, Los baños del pozo azul, en esta ocasión centrado en el personaje de Subh Walad, madre del tercer y último califa de Córdoba. Una época que ya trabajó hace 20 años cuando publicó una de sus novelas más exitosas, El mozárabe y que ahora retoma. “A raíz del éxito de entonces se planteó una continuación y me pareció que no era oportuno porque quería hacer otras cosas y me daba pudor que pudieran pensar que fuera aprovechando ese éxito”, ha explicado, pero tras estas dos décadas de maduración ha retomado ese proyecto que hoy ha presentado en la Feria del Libro de Valladolid.

Otro de los motivos que le han llevado a regresar al año 1000, según ha relatado en la rueda de prensa previa al encuentro con los lectores, ha sido la investigación “seria” que se ha realizado sobre Subh Walad, “el personaje que le posibilidad que le dio a Almanzor de ser quien fue”, ha recordado. “Eran motivos suficientes para una novela como Los baños del pozo azul”, ha remarcado.

A juicio del escritor extremeño, el final del primer milenio “es un tiempo interesantísimo”, que daría para muchas novelas. “No descarto volver a este momento más adelante”, ha anunciado.

El periodo islámico le aporta a Península Ibérica una singularidad. “El haber tenido aquí una ilustración islámica y la pugna entre dos grandes culturas son unos ingredientes novelescos de primera magnitud”. A su juicio, no hay muchas novelas sobre este periodo, aunque sí que ha considerado que hay muchas novelas que se han basado en los tópicos y los lugares comunes.

En este sentido, a la hora de abordar un proyecto de novela histórica ve necesario profundizar más. “Es un mundo muy complejo. La cultura islámica es singular no es un mundo homogéneo. Hay muchas culturas islámicas, lo que le da un interés añadido”, ha indicado

A juicio de Sánchez Adalid se ha abusado de los estereotipos entre la cultura islámica y la cristiana en la península que ha definido como “un mundo de cartón piedra donde las culturas eran compartimentos estancos”, que a su juicio no tiene que ver con aquella realidad. “Eran mundos muy permeables entre ellos. Había relaciones comerciales entre ellos, había pactos y muchos personajes del islam vivieron en el norte aliados con los cristianos y al contrario”.

Como especialista en novela histórica, Jesús Sánchez Adalid ha insistido en la necesidad de encontrar un equilibrio: “donde al final el lector no tenga la sensación de que lee un libro de historia sino que se encuentra ante una novela, es decir, un ejercicio literario.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar